UN POEMA DE PABLO BILSKY

El Alto, Bolivia

El ladrillo y su color,
corridos velos,
hálitos de luz enfurecida.
Como el bramido seco, sordo,
de todas las cosas.
Las fotos como ojos
en las marquesinas.
Marquesinas: una fluencia de mañanas sonoras.
Animalillo de falsas brumas, absorto
en la fragancia feraz del maderamen.
Las marquesinas quietas en su fijeza.
Como infinitas cintas que abolieron, acaso,
por exceso de furor de las sierpes,
lo inasible.
Y serpean el brillo
y el haz de lo sin nombre.
Todo lo que se mueve bajo el sol
en la fúlgida desnudez
de sonidos-colores.
Trepa al cielo el silencio.
La color con tanto brío danza,
polleras que giran
más allá de las nubes
pasmo de abarrotada luz.
La risa del ladrillo
en el furor y el tole-tole
de lo inasible.
……………………………

 

Imagen: Gabriel Lovera

Pablo Bilsky es Profesor de Literatura Española en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR. Trabaja como periodista de política internacional en el semanario El Eslabón, en el diario digital Redacción Rosario (de la Cooperativa La Masa) y en las radios Universidad y Rebelde. Publicó la novela Herodes (Yo soy Gilda Editora, 2015), el libro de crónicas de viaje China (Baltasara Editora, 2018), el libro de poemas Sfruttatori (EMR, 2018), la novela Taxi (Le Pecore Nere, 2019) y el libro de poemas Vietnam (Baltasara Editora, 2020).

 

junio 2020 | Revista El Cocodrilo