Archivo de la etiqueta: destacado

2019: GRAFOLOGÍA LITERARIA

Por Anaclara Pugliese y Ernesto Inouye

 

En todas las computadoras del mundo hay archivos con listas de películas, series y libros por leer. Y a fin de año esas listas se multiplican, en agendas, papelitos, celulares llenos de actividades nuevas, escritas con el entusiasmo por un ciclo que nace y convoca, liso y brillante como una gran pista de patinaje. Invitamos a 62 docentes, estudiantes y graduadxs de la Escuela de Letras a que recomienden hasta tres títulos editados en 2019, no tanto para despedir el año que se fue ni generar balances sino para crear listas nuevas para el 2020. 

La idea era muy sencilla: crear un Excel, poner a cada título un número de recomendaciones y armar una lista vertical, un ranking de libros. Pero además de trabajar con números nos interesaba ilustrar cómo se podían reunir lectorxs dispares alrededor de un mismo libro, cómo dos libros podían quedar unidos por lxs mismxs lectorxs y qué lectorxs iban a ser esos navegantes solitarixs, indiferentes a las tendencias, flotando por fuera de la gravedad. En el caso de los libros con más recomendaciones, la pregunta era… ¿al lado de qué otros libros puede estar ubicado el mismo título en las distintas bibliotecas? ¿Cuántas vidas distintas puede vivir? 
Seguir leyendo 2019: GRAFOLOGÍA LITERARIA

CUATRO PREGUNTAS PARA LUIS GUSMAN

 

Por Marcelo Bonini

Luis Gusman (Buenos Aires, 1944) es autor de una obra vasta y variada. Fue fundador, junto a Germán García, Osvaldo Lamborghini y Ricardo Zelarrayán, de la renovación vanguardista que supuso la revista Literal. Su primer libro, El frasquito, tuvo una intensa repercusión entre lectores y censores. Los últimos, en 1973, intentaron sacarlo de circulación, al menos materialmente. No solo narrador, sino además ensayista, Gusman ha publicado sus reflexiones literarias en libros como La ficción calculada, Epitafios o La literatura amotinada. También es psicoanalista, aunque la literatura y la clínica freudiana no parecen tocarse en sus ficciones, lo mismo que le sucede cuando escribe sobre psicoanálisis. Como dice en otro lugar: “Yo soy como el Dr. Jekyll y Mr. Hyde: me escindo.”

Luis Gusman tuvo la amabilidad de responderle cuatro preguntas a El cocodrilo:

Seguir leyendo CUATRO PREGUNTAS PARA LUIS GUSMAN

HIPOCENTRO

 

Por Ernesto Inouye

HEIWA ŌDŌRI

 

Ni las agencias de turismo ni los viajeros en sus blogs presentan a la ciudad de Hiroshima como un destino muy interesante para visitar. No hay nada histórico que ver ahí porque todo fue destruido por la bomba atómica. Es una ciudad moderna aunque sin la opulencia financiera ni la gracia tecnológica, espejada y futurista de Ōsaka. Pero cuando planeamos el viaje familiar a Japón mi papá fue inflexible con una única cosa: ir a Hiroshima.

Seguir leyendo HIPOCENTRO

ENTREVISTA A CLAUDIA KOZAK: EN LA POESÍA DIGITAL LA EXPANSIÓN SE DA EN EL CRUCE DE LENGUAJES

 Por Milena Bertolino

Docente e investigdora en la UBA y CONICET, Claudia Kozak estudia desde hace dieciséis años la relación entre arte y técnica, y, en particular, la tecnopoesía, las expresiones literarias en las que los medios técnicos que le dan materialidad a la obra se vuelven objeto de experimentación. De paso por Rosario, invitada a dictar una conferencia acerca de poesía digital en el marco del Festival Internacional de Poesía –que este año llevó el lema de “poesía expansiva: todo lo que la poesía puede ser”–, Claudia Kozak dialogó con nosotrxs sobre temas como las tradiciones tecnopoéticas latinoamericanas, las resistencias hacia una poesía expandida y las posibilidades de la poesía digital.

Seguir leyendo ENTREVISTA A CLAUDIA KOZAK: EN LA POESÍA DIGITAL LA EXPANSIÓN SE DA EN EL CRUCE DE LENGUAJES

CREO QUE NO ES LO MISMO

Por Gabriel Lovera

El ingreso a Ciudad de México es, como no podía ser de otra manera, caótico. Como la combi salió una hora más tarde de lo pactado en el ticket (fenómeno ampliamente conocido como mexican time), la llegada a la cosmópolis es en hora pico. Tránsito desbordado. Tetris automotriz. En términos cordobeses, el que no pecha no avanza. Tardamos más o menos una hora y cuarto en llegar al corazón céntrico, al Monumento de la Revolución.

Luego de caminar más de veinte cuadras con el peso de las dos mochilas en mis hombros, arribo al hostel “Mundo joven”. Es una porquería absoluta: caro, te dan las sábanas para que tiendas tu cama (sí, otro chiste del destino), una cucheta que parece de alambre y en la que cada ínfimo movimiento parece una reproducción del sismo 8.2 que sufrió la ciudad en el 85. La atención no es ni buena ni mala, es inexistente. El hostel tiene cinco pisos, habitaciones estilo recámara bonsái y un ruido constante proveniente de todos los frentes posibles: pasillos, planta baja, terraza. Puro griterío y cachengue barato. El hostel es un claro retrato de la ambición desmedida, la maximización de espacios y recursos. Al parecer los dueños no se han puesto de acuerdo si desean tener un albergue o un antro. Lo único bueno, realmente bueno, es la ubicación: justito detrás del Zócalo. Seguir leyendo CREO QUE NO ES LO MISMO