POEMAS DE GUENNADI NIKOLÁIEVICH AIGUÍ

Traducción de Eugenio López Arriazu
Cedido por Dedalus Editores

Guennadi Nikoláievich Aiguí (1934-2006) es un poeta y traductor chuvasio nacido en la Unión Soviética. En 1953, inicia sus estudios en el Instituto de Literatura de Moscú “Máximo Gorki”, donde sus profesores lo llaman el “Maiakovski chuvasio”. En 1956, conoce a Boris Pasternak, lo que finalmente ocasionará su expulsión del instituto en 1958 “por componer un libro de poemas opositores que socavan los métodos básicos del realismo socialista”. Su poesía se sitúa en la línea del futurismo de Velimir Jliébnikov (1825-1922) y trabaja con verso libre, algo distintivo en Rusia. Ejerció una gran influencia en la vanguardia rusa de posguerra por su síntesis de la tradición lírica popular con trabajos de poetas europeos como Paul Celan. Si bien publicó una decena de poemarios en chuvasio, adoptó el ruso como lengua literaria a instancias de B. Pasternak. En 1972 fue galardonado con el premio “Paul Desfeuilles” de la Académie française por su traducción de poesía francesa al chuvasio. Ha sido traducido a las principales lenguas europeas y nominado varias veces al premio Nobel. Su poesía en ruso ha sido publicada en Rusia a partir de 1991.

La presente selección de poemas pertenecen a Aún más lejos en la nieve, antología poética (1966-2003) de próxima aparición (Dedalus Editores).

 

 

De nuevo – se recuerda Guimri[1]

A I. Makariévich

es – hasta ahora – un fogón
de espacio – perforado de gemidos –

(además – completamente-casto) –

y la luz – por doquier – como en una herida
que guarda invisibles y ocultas
en su fuego la potencia y el dolor–

y nosotros (quien yéndose quien quedándose)
nos desmigajamos – vagamos – nos detenemos
los bordes siendo de esa herida
(quien encallecido quien aguado-escarlata) –

y la luz – inmutable– ¡se para como una noche de poderío!

sobre lo que susurran los montes apergaminadamente –

(no oímos la combustión– de los rollos)

1972

Lluvia

y llovizna y amaina
como si se atareara consigo misma la “casualidad”

(como el “talento” bueno sólo para lamentables bocetos)

como si “está” “vive”

(en un círculo – como yo – de inutilidad)

1977

De nuevo – notas en tiempo de insomnio

1
Sueño – de mosaico – adentro. Y con manchas y salpicaduras
Insomnio: en los huesos – en la sangre – dibujo salvaje.

2
Sueño-masacre. Sueño-luz. Sueño-lugar-estacional. Sueño-incendio.

3
Orgía de Insomnio: comezón – en el fondo de los ojos.

1978

De nuevo: aparición del herrerillo

A E. Épshtein

esto negro-verde
nube de fuerza inocente
más de una vez evoqué bajo el cielo –

de nuevo como en tiempos remotos
se contrajo ella en este pájaro – en el confiado-tímido temblor
del pimpollo – traído por el viento y la nieve:

expandiendo la tristeza
en la casa y el suburbio –

fue un golpe en la ventana la floración:

conservándose en el ruido de la llegada de los amigos
un par de minutos –

(los oí charlar
como si durmiera
más feliz y luminoso)

1985

Arce en el margen de la ciudad

pero qué hay en el árbol
de callado
como si en todo el mundo
estuviera él solo – un arce septiembre-calmo!
ay no ay más… – como aquella presencia:
vos – ante cierta puerta
te has calmado y sabés: hay – ahora sólo esto “allá”
que es más que los conceptos
sin explicación………-pero ocurrencia posible
(salida – paz – olvido)
con sólo un precio: no ver más
este arce – de septiembre

1989

Casa en el campo

es todo muy simple: un ratón – el temblor de la basura
y el viento tras la esquina
y allá – el camino en la noche lluvioso
y aquí – en la huerta – una mesa
abandonada: y la charla – oblicua y de costado
adhiriéndose y murmurando
de las hojas (cual camiseta vieja) familiares
y la patria-bruma – más y más grande más y más cerca
con el alma-mirada – más remota mucho más remota
(cómo decirlo) que la madre… –

– entonces canta la campana de Tirol
sólo para ella: río-o: abriéndose toda
como la sangre más pura………. –

la golondrina y el ratón se han escondido
y claman al corazón: cerrás las puertas
con penumbra del alma
a tientas en la casa… – así ha acabado el mundo:

cerrándose – con un susurro hace tiempo olvidado

1990

Pueblo como templo

Y las almas como velas, encendiéndose la una a la otra.

6 de enero 2002, nochebuena
aldea Romashkovo


[1] Guimri, aldea de Daguestán, patria de Shamil y del primer imán de Daguestán y de Chechenia Ghazi Muhammad (n. del a.).