Galerías

EL TIEMPO DE LA IMPROVISACIÓN, POR LEONARDO BERNERI

El tiempo de la improvisación
Alberto Giordano
Ivan Rosado
2019

 

Al abrir El tiempo de la improvisación y entrar en la lectura de sus primeras entradas, si se las ha leído ya en su versión primera, cuando eran posteos en Facebook, sucede algo extraño. Es la sensación que se obtiene al visitar un lugar que ya conocemos pero en algún horario o situación atípicos: una escuela de noche (la literatura ya ha explorado lo siniestra que puede ser esta experiencia) o una casa ajena en la que, de repente, estamos solos. Seguir leyendo EL TIEMPO DE LA IMPROVISACIÓN, POR LEONARDO BERNERI

CREO QUE NO ES LO MISMO

Por Gabriel Lovera

El ingreso a Ciudad de México es, como no podía ser de otra manera, caótico. Como la combi salió una hora más tarde de lo pactado en el ticket (fenómeno ampliamente conocido como mexican time), la llegada a la cosmópolis es en hora pico. Tránsito desbordado. Tetris automotriz. En términos cordobeses, el que no pecha no avanza. Tardamos más o menos una hora y cuarto en llegar al corazón céntrico, al Monumento de la Revolución.

Luego de caminar más de veinte cuadras con el peso de las dos mochilas en mis hombros, arribo al hostel “Mundo joven”. Es una porquería absoluta: caro, te dan las sábanas para que tiendas tu cama (sí, otro chiste del destino), una cucheta que parece de alambre y en la que cada ínfimo movimiento parece una reproducción del sismo 8.2 que sufrió la ciudad en el 85. La atención no es ni buena ni mala, es inexistente. El hostel tiene cinco pisos, habitaciones estilo recámara bonsái y un ruido constante proveniente de todos los frentes posibles: pasillos, planta baja, terraza. Puro griterío y cachengue barato. El hostel es un claro retrato de la ambición desmedida, la maximización de espacios y recursos. Al parecer los dueños no se han puesto de acuerdo si desean tener un albergue o un antro. Lo único bueno, realmente bueno, es la ubicación: justito detrás del Zócalo. Seguir leyendo CREO QUE NO ES LO MISMO

ENSAYOS

UCRONÍA, DISTOPÍA E IDIOZIA, POR HERNÁN RUIZ
TRES POEMAS EN LIGAZÓN DE IDA VITALE
TRES POEMAS DE MARCOS GARRIGUEZ
TRES POEMAS DE IVANA ROMERO
TRES POEMAS DE FRANCISCO MOULIA
TOM WOLFE: EL ÚLTIMO VIAJE DE UN DANDY PSICODÉLICO

TEXTOS

2019: GRAFOLOGÍA LITERARIA
A TODO TERRENO: LA ESCUELA COMO LIBRO
ABELARDO CASTILLO. IN MEMORIAM 
ADIÓS A HENNING MANKELL
AHÍ DONDE LA CORRIENTE LOS HUNDE, POR FEDERICO FERROGGIARO
ANDRÉS RIVERA. ESCRITOR DE LA CLASE

CARRERA DE LETRAS Y REALIDADES LABORALES: UNA ENCUESTA POR ADENTRO Y POR AFUERA

 

Imagen: Ale Goma

Por Marcelo Bonini y Milena Bertolino

¡Oh, no hay hierro bañado por una humana arteria,

que no devuelva en alma, lo que tomó en materia!

“Elogio de la raíz”, Alfonsina Storni

 

La cosa está dotada ahora de alma propia y el alma del/de la trabajadorx, a su vez, quedó modificada por el trabajo con la cosa.

¿Cuál es el objeto de trabajo de quienes estudiaron Letras? ¿Cómo es su relación con ese objeto? Esta encuesta a graduadxs y desertorxs de la carrera es una muestra de algunos de los no infinitos, aunque sí variados, trabajos posibles. Seguir leyendo CARRERA DE LETRAS Y REALIDADES LABORALES: UNA ENCUESTA POR ADENTRO Y POR AFUERA

RODOLFO Y VICKI WALSH EN ORACIÓN, DE MARÍA MORENO: “A ESCRIBIR O A MORIR”

 

Por Marcela Alemandi 

“La primera exigencia de la biografía, la veracidad, atributo pretendidamente científico, no es otra cosa que el supuesto retórico de un género literario”, sostiene Juan José Saer en “El concepto de ficción” (1989). Y agrega: “la verdad no es necesariamente lo contrario de la ficción”.  María Moreno bien puede haber tenido en cuenta esta observación sobre el género al escribir Oración. Publicado por Random House en 2018, el libro resiste exitoso cualquier intento de clasificación: en su contratapa se señala que la obra no solamente desdibuja las fronteras entre biografía, ensayo, crónica, periodismo de investigación y narración literaria, sino que directamente arrasa con ellas. Seguir leyendo RODOLFO Y VICKI WALSH EN ORACIÓN, DE MARÍA MORENO: “A ESCRIBIR O A MORIR”